sábado, 8 de marzo de 2014

DESARROLLO DEL M-LEARNING DE ACUERDO A LOS ENTORNOS SOCIOECONOMICOS

Por: Luis Mendivelso

Es innegable que el mundo de las comunicaciones está cambiando a velocidades vertiginosas, resultado de esto es un cambio de conducta en la sociedad actual en la manera de socializar, la comunicación como elemento fundamental de la educación, determina  las tendencias  de la información que se distribuye  con gran velocidad, estas tendencias son lo que se ha definido actualmente como “inteligencia colectiva”.
Partiendo de  estas premisas nos surgen una cantidad innumerable  de variables que se  manifiestan  de acuerdo a cada una de las circunstancias particulares,  en cada uno de los contextos  socio económicos donde se desarrolla.

Por otra parte el diseño y desarrollo de los dispositivos móviles de comunicación, desde sus inicios permitió, no solo  el acercamiento entre personas como ya lo había hecho  su antecesor  el teléfono fijo, sino que además,  nos permitió la   libertad de movimiento  haciendo a cada uno de los interlocutores  reportero de su entorno visual, pudiendo así ampliar la temática de las conversaciones trasmitidas. Otro hito importante fue la posibilidad de transmitir mensajes de texto,  ¿se podría decir que en este momento  nació el M- learning? ¿Cuándo se materializó  la transmisión del conocimiento de uno a varios  interlocutores? En paralelo a esto también  aparece internet de forma generalizada cuyo desarrollo ya conocemos.
El gran hito ocurrió en el momento en que  estos dispositivos  permitieron el acceso a Internet,  aquí se  materializaron dos  grandes  conceptos importantes  para la masificación de la información y el acceso a esta;  La posibilidad de “transmitir y recibir información” y por otra parte  la “movilidad”
Estos episodios ocurrieron como resultado de un desarrollo económico y de infraestructura  accesible para las sociedades que en primera instancia se lo podían permitir.
Esta situación ha planteado un nuevo escenario de desigualdad informativa y educativa, debido a la falta de infraestructuras de trasmisión en algunos países  y no tanto la falta de acceso a dispositivos móviles, debido  a la reducción de costes de estos en los últimos años.
¿Podríamos  especular que incidencia tendrá esta circunstancia de desigualdad  en torno a cinco o diez años vista?
Es evidente  que  estos dispositivos  nos están abriendo  un nuevo  escenario de comunicación y socialización, que está  modificando la conducta de la sociedad  en lo referente a las relaciones humanas y el acceso al conocimiento.
Que reflexión se podría plantear  en torno  a la dicotomía de la manera de relacionarse, algunos dirán, que se escandalizan cuando ven por la calle a las personas andando como zombis “pegados a ese aparato”  y otros dirán que  mediante este “dispositivo” tiene acceso a la mayor cantidad de información, mucho mayor que la más grande biblioteca que el ser humano ha podido construir hasta esta momento, y  que pueden comunicarse mucho mejor que en cualquier historia de ciencia ficción  que a alguien se hubiese imaginado.
El gran reto  los diseñadores instruccionales es cómo  podemos articular estas poderosas herramientas  en beneficio del proceso de transformación de esta información en conocimiento para el desarrollo de “SER HUMANO”
¿La tutorización en un entorno M-learning  mejoraría en comparación con el e-larnig?
¿Tenemos la obligación de manejar todas la herramientas que utilizan nuestros alumnos en aras de una comunicación más efectiva, para facilitar el proceso enseñanza- aprendizaje?

¿Los docentes de hoy  tienen las competencias necesarias  para redirigir las circunstancias negativas generadas por  el mal uso del móvil?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada